Miedo

Miedo

¿Te consideras una persona miedosa?

Los miedos nos acompañan desde una edad muy temprana hasta la edad adulta. El miedo es un fenómeno omnipresente en cualquier cultura y tiempo. ¡No se libra nadie!

Al principio, es normal tener cierto miedo a los sonidos fuertes, a los animales, a los extraños, a la oscuridad, a separarnos de nuestros padres, a algún personaje de cine, a los muñecos…A medida que vamos teniendo más edad, nuestros miedos también van evolucionando. Así, en la edad adulta, desarrollamos miedos muy concretos.

  • La conducta de una persona celosa, esconde el miedo a ser abandonado por la persona en la que vuelca esa conducta celosa.
  • Si sentimos que ante ciertas personas o en ciertos temas nos hacemos pequeños, es probable que nos callemos y no tomemos parte en las conversaciones o evitemos el contacto. Debajo de esta conducta, podría estar el miedo a quedar en evidencia pues es posible que nos consideremos inseguros o menos valiosos/capaces.
  • Todos tenemos sueños, deseos, metas, pequeños objetivos. A menudo, nos vemos frenados en la consecución de los mismos y finalmente, lo único que nos acompaña son sentimientos como la ira, la rabia, la frustración o la tristeza por no conseguirlo. A veces, ni somos capaces de intentarlo. Ahí, podríamos estar ante el miedo al fracaso.
  • Y… ¿qué pasa con el miedo al miedo? Este también es muy común y, además, ¡suele estar más enmascarado!

El miedo en todas estas circunstancias, deja de ser algo evolutivo y adaptativo, y debemos plantearnos que lo único que desencadena es que perdamos oportunidades.

¡Debemos reconocer el miedo y ser capaces de plantarle cara!

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Llámame al 622 58 25 50
Alameda Urquijo nº 62 Ppal derecha
48009 Bilbao

Soy miembro de:

Colaboro con: