La palabra mágica: NO

La palabra mágica: NO

Porque es necesario. Porque expresa tus límites. Porque expresa tus deseos. Porque trasmites tus derechos. Porque trasmites tus límites.

Saber decir no es una habilidad, que, como otra cualquiera, debemos aprender. Vivimos en una sociedad en la que a veces se nos trasmite la exigencia de debernos a los demás, estar ahí para cuando nos necesiten. Se nos trasmite la idea de que ser ese tipo de persona que ayuda a los demás de manera incondicional, es ser muy buena persona. Cierto. Eso es genial. El problema viene cuando uno se olvida de sus propios deseos y se ve arrastrado por los deseos de los demás. ¿Quién controla tu vida? ¿Sabes decir no y priorizar tus necesidades? Para poder estar para los demás, primero, uno debe cuidarse a sí mismo.

No se trata de convertirse en una persona egoísta que se deba solo a sí misma. Se trata de encontrar el equilibrio: ni decir siempre que sí ni decir siempre que no.

Debemos aprender a dejar el miedo y la culpa de decir NO para cuidar nuestros propios deseos y valores. Esta es la manera de sentir que somos nosotros mismos los directores de nuestra propia película.

Y tú, ¿vives tu vida o sigues viviendo la vida de los demás?

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Llámame al 622 58 25 50
Alameda Urquijo nº 62 Ppal derecha
48009 Bilbao

Soy miembro de:

Colaboro con: